Consejos legales si te trasladan a trabajar a otro país

Trabajar fuera de tu país de origen mediante un traslado a cargo de la empresa es una práctica muy utilizada por las grandes empresas, sobre todo las que tienen diferentes sedes. Además, ante la pandemia del coronavirus muchas personas han sido destinadas a otros países gracias al teletrabajo, un método que muchas personas pueden disfrutar si tu trabajo es con ordenador.

Ahora bien, ¿qué factores deben tener las empresas antes de mandar a los trabajadores a trabajar a España? Los abogados laboralistas son los que se encargan de realizar los contratos y revisar toda la documentación para que el traslado del empleado sea legal y no derive en problemas laborales.

Costes del traslado para la empresa

Trasladar a una persona a otro país, en este caso a España, no es gratis ni mucho menos. Los costes del traslado suelen conllevar gastos en el viaje (vuelos, trenes, autobuses, etc) y los gastos de estancia y manutención. Todos estos casos suelen ser sufragados en su totalidad por la empresa.

En estos casos se revisa las normas del Estado de origen. Dependiendo de las normas se suelen sufragar algunos gastos adicionales como el desplazamiento de familiares, un seguro médico para el trabajador o un vehículo de empresa.

En este caso tenemos que valorar qué tipo de empleado es y cuáles son sus condiciones dentro de la empresa, además de atenernos a la legislación. Las compensaciones por distancia también suelen ser bastante comunes a la hora de efectuar un traslado a otro país.

Traslado impuesto por la empresa ¿puedo negarme?

Según nos indica Forcam Abogados, despacho de abogados en Barcelona especializado en Derecho Laboral en su artículo sobre desplazamiento internacional la movilidad puede ser tanto voluntaria como impuesta.

Aunque sea voluntaria, el trabajador tiene derecho a que la empresa corra con los gastos asociados a dicho traslado. La legislación de cada país es diferente, pero en España si a un trabajador se le impone una movilidad geográfica puede rescindir su relación laboral.

Este hecho no es así en todos los países, pero es evidente que es un arma con la que el trabajador puede negociar su traslado.

La empresa al mismo tiempo debe informar de todos los detalles del coste vida del país de destino al trabajador. De esta forma el trabajador conocerá de primera mano los rendimientos económicos necesarios para poder efectuar el traslado.

Las ventajas de los traslados entre países de la UE

Si el desplazamiento es entre estados miembros de la UE, se facilitan todos los trámites gracias a la Directiva 96/71/CE que regula estas situaciones.

No obstante, será necesaria la consulta previa a abogados laboralistas que puedan preparar y analizar toda la documentación de la empresa y sus trabajadores, para evitar problemas en el traslado de empleados a otros países, ya sean dentro de la UE o fuera de ella.