Cómo ser empresa TIC y licitar con éxito

Las empresas son entidades dinámicas que deben estar en constante crecimiento. Los acuerdos comerciales entre empresas son la base del crecimiento de las mismas y, para ello, el trabajo comercial es casi indispensable.

Sin embargo, las grandes empresas basan su crecimiento en más factores que los acuerdos privados con otras empresas. Uno de los pilares de su crecimiento lo vemos en los acuerdos con administraciones o instituciones públicas.

Empresas como el Corte Inglés Informática, el Telefónica Informática o Oracle Iberia prestan sus servicios a empresas públicas en desarrollo con el fin de ayudarlas en su proceso de adaptación digital, suministro de equipamiento técnico o soporte a los usuarios que necesitan más información sobre el manejo de ciertas herramientas digitales.

Las grandes empresas de informática y soporte generan mucho dinero gracias a la venta de sus servicios a entidades públicas y es un pilar fundamental de la facturación anual y del posterior crecimiento de la propia compañía.

Pero para poder licitar y trabajar con empresas públicas, las empresas TIC de origen privado deben cumplir con una serie de requisitos. Uno de ellos es contar con certificación la gestionada por el Centro Criptológico Nacional CCN bajo el estándar del Esquema Nacional de Seguridad requerido y necesario para cualquier empresa para trabajar con la administración pública.

Cuando licitamos tenemos que tener en cuenta ciertos aspectos:

– Realizar búsquedas adecuadas de las oportunidades mediante la Web de Contratación Pública del estado o bien contratando plataformas que nos remiten avisos personalizados de forma diaria.

– Tener hecha la inscripción en el ROLECE

– Tener ordenada y accesible la documentación administrativa que nos pueden solicitar (DNIs, Escrituras, certificados de estar al corriente de pagos de la Seguridad Social…)

– Conocer la solvencia técnica y económica de nuestra empresa (facturación, perfiles profesionales, títulos, listados de proyectos en los que hemos participado, certificados ISO, certificado en el Esquema Nacional de Seguridad)

– Conocimiento de los costes de nuestros servicios para poder decidir si licitamos o no en base al precio y cuáles son las bajas que podemos realizar.

– Conocimiento del cliente y de la competencia. Qué empresas son las que trabajan, cuáles son sus “armas”.

No solo podemos pensar que grandes compañías precisan de este certificado el cual puede ser obligatorio. Cualquier empresa TIC que preste servicios a municipios, diputaciones, empresas públicas puede que les demanden la implantación y certificación del ENS.

El ENS busca fomentar la confianza de los sistemas informáticos de las administraciones públicas por parte de los usuarios, algo a priori complicado de conseguir. Por ello, su intención es ofrecer una certificación que pueda validar que la empresa que entre a trabajar en proyectos públicos de desarrollo asegure una alta seguridad y calidad en el trabajo.

Además, el ENS intenta unificar criterios de integración de sistemas en las instituciones públicas ya que de esta forma la comunicación entre administraciones es mucho más eficaz y, cualquier desarrollo posterior puede llevarse a cabo de una forma más organizada y eficiente.