Lo que necesitas para emprender tu propio negocio

Emprender es un proceso complejo que conlleva multitud de factores asociados. No siempre podemos disponer de los medios o recursos necesarios o que nos gustaría tener para lanzar nuestro proyecto empresarial, pero eso no significa que no podamos iniciar nuestro negocio. De hecho, lo más normal es que los negocios empiecen con poca infraestructura y poco a poco vayan creciendo, siempre de manera paulatina.

Cómo es un emprendedor

El emprendedor es una persona tenaz, con las ideas claras que busca encontrar su lugar en un mercado competitivo y no le importa realizar un gran esfuerzo para lograrlo. El emprendedor se caracteriza por una personalidad fuerte y por realizar investigaciones de mercado para conocer el valor de cada producto con el objetivo de obtener la mayor información y extraer el máximo beneficio.

Qué necesitamos para comenzar nuestro negocio

Para comenzar nuestro negocio necesitamos tres cosas: una buena idea, una investigación de mercado y el dinero suficiente para poner en marcha nuestro proyecto de negocio.

A estas alturas todos sabemos que una buena idea sin ejecución no sirve para nada. Todos tenemos buenas ideas pero si no las llevamos a cabo nunca podremos comprobar si efectivamente estábamos ante una buena oportunidad o si por el contrario era mejor estarse quieto. Necesitaremos además conocer el sector y realizar una investigación de mercado para ver si nuestra idea de negocio y producto puede encajar con el público.

Aun con esto, los negocios no solo se nutren de una buena idea y una investigación de mercado, si no también se nutren de un sustento económico importante.

En la actualidad existen multitud de opciones para conseguir dinero: solicitar un crédito bancario, pedir dinero a los amigos, invertir en bolsa, etc

Muchas de estas alternativas han aumentado su popularidad debido a Internet, como por ejemplo invertir en bolsa. En la web invertirenbolsa10.com podemos encontrar todos los trucos y consejos para comenzar a invertir en bolsa aún sin tener un gran conocimiento del mercado de valores. Es una gran alternativa si queremos conseguir dinero para comenzar con nuestro negocio, aunque debemos tener cautela a la hora de elegir las cantidades, sobre todo si estamos empezando.

Otra de las opciones más típicas a la hora de conseguir liquidez para nuestro proyecto empresarial es solicitar un crédito. Cada día es más complicado conseguir préstamos bancarios, ya que estas entidades aumentan a diario su lista de requisitos para solicitarlos. Ante la habitual negativa de los bancos a la concesión de sus préstamos, vemos como otras plataformas nos ayudan a conseguir créditos baratos para iniciar nuestro negocio.

Sin embargo, también cabe resaltar que las dificultades de pedir microcréditos bancarios han descendido durante los últimos meses, ya que ahora podemos encontrar entidades bancarias que si que apuestan por otorgar créditos para proyectos de emprendedores. ING o el Banco Santander son dos ejemplos de lo que estamos comentando.