Contra el ausentismo laboral

Contra el ausentismo laboral

No es ninguna novedad el hecho de que trabajadores busquen artimañas para escaquearse de sus obligaciones laborales. De hecho, está comprobado que una empresa que no disponga de un sistema que controle los accesos de sus trabajadores dentro de la empresa presenta unos índices deficientes.

Deficientes porque ya que no hay nada ni nadie que compruebe las horas de entrada y de salida, el trabajador puede aprovechar para campar a sus anchas, suponiendo que la empresa pierda en productividad; y deficientes también porque el mismo trabajador no podrá comprobar cuánto ha trabajado de más, pudiendo ser engañado.

¿Por qué hay que instalar un sistema de control de horas de trabajo?

Ya no es solamente una cuestión de ventajas y productividad. Es que instalar un sistema de control de horas de trabajo es obligatorio para trabajadores a tiempo parcial así como para aquellas empresas que obliguen a hacer puntualmente horas extras a sus trabajadores.

Aunque en realidad, la instalación de uno de estos aparatos obedece más a cuestiones prácticas que a cuestiones legales. Como se ha anunciado previamente, un sistema de control de horas de trabajo es tan beneficioso tanto para el trabajador como para la misma empresa.

  • Para el trabajador, porque de esta forma podrá comprobar cuando entra y cuando sale, teniendo un dispositivo que certifica en caso de disputa si efectivamente las horas trabajadas coinciden con las horas que el trabajador afirma que ha hecho. Además, significa una comodidad extra para el trabajador que repercutirá positivamente en su jornada de trabajo.
  • Para la empresa porque seguro ganará en productividad. Un sistema de control de horas de trabajo hace que el trabajador se escaquee menos del trabajo. Además, ayuda a que no haya ninguna persona teniendo que controlar que nadie entre más tarde o salga más temprano.

Pero no se está hablando de esa productividad únicamente. Gracias al control de acceso se puede analizar con mayor exactitud los recursos humanos con los que una empresa dispone. Un control de accesos para cada departamento de una misma empresa ayuda a analizar la productividad de cada área y de si es necesario o no la incorporación o la suspensión de puestos de empleo.

Otra ventaja general es que se podrá conocer en caso de que los trabajadores trabajen por turnos, es en qué horarios ofrecen mejor rendimiento.

Para finalizar también hay que tener en cuenta que dependiendo el sector y la empresa, el empleo de controles de acceso en el trabajo es más recomendable. En trabajos relacionados con la sanidad y la hostelería es más conveniente, aquí, donde el acceso de trabajadores es más continuo, el uso de estos aparatos no hará más que potenciar la efectividad tanto de los trabajadores como de la empresa.

El acceso de trabajadores en empresas de México

Por su cercanía con Estados Unidos y porque es un país que año tras año presenta unos índices de productividad laboral mejores (menor índice de población desocupada y un PIB de 1,2 billones de USD), se puede decir que México es una nación en un buen camino en términos de vías de desarrollo. De hecho, ya está considerada como la 15ª potencia económica mundial.

Con estos datos en la mano es de suponer que se está delante de un país con una infraestructura empresarial firme, con un alto índice de empresas donde existe un gran número de trabajadores y donde el sector de servicios (no hay que olvidar que méxico es un destino turístico muy apetecible) es óptimo como para expandir la uso de controles de acceso en el país.

Cucorent, empresa líder en España en la fabricación y comercialización de sistemas de acceso ha establecido en Cucorent México una sucursal, aprovechando que éste es un país que reúne todas las condiciones para hacer que las empresas de esta nación sean todavía más efectivas.   

A esto hay que añadirle que hasta la fecha, el trabajador de México ofrece unas particularidades especiales como que el 70% de los trabajadores llega tarde al trabajo y que el 88% está insatisfecho con el trabajo en general.

Con estos datos en mano, ¿Alguien sigue pensando que la instalación de estos sistemas no harán bien tanto por los trabajadores como por las empresas de México?