Aumenta el número de robos y la gente demanda refuerzos

Aumenta el número de robos y la gente demanda refuerzos

El oficio de la cerrajería es un oficio antiguo y con mucha historia. Ya en la edad Media se solicitaban los servicios de profesionales cerrajeros con el fin abrir puertas atascadas o cerrojos que habían sido colocados de manera ineficiente.

Ser cerrajero no solo implica un conocimiento técnico de la cerradura, si no también un conocimiento amplio en ramas de bricolaje o la seguridad para evitar la entrada de ladrones a casa sin permiso.

Las empresas de cerrajería tanto de España como de otros países de Europa o América están buscando profesionales técnicos especializados en nuevas tecnologías debido a que las cerraduras y los sistemas de seguridad son cada día más avanzados, lo que implica un mayor conocimiento para poder enfrentarse a este tipo de sistemas.

Reforzar la seguridad de la vivienda

Atrás ha quedado la tipica cerradura de seguridad de toda la vida que podía ser forzada por ladrones oportunistas, ahora algunas cerraduras de alta tecnología cuentan con una estructura mucho más avanzada que incluso permiten abrirse desde el dispositivo móvil.

Un cerrajero experto es el encargado de reforzar la seguridad de la vivienda o de la oficina (en caso de estar dispuestos a colocar cerraduras profesionales en el trabajo) mediante la colocación de cerraduras antibumping que impidan el asalto de la propiedad en cuestión para evitar robos.

Técnica bumping

Las cerraduras son muy vulnerables a la técnica de Bumping que consiste en introducir una herramienta (llave bumping) y golpearla mediante un martillo para hacer que salten las partes que protegen la cerradura interior. Se calcula que el 80% de cerraduras que se fuerzan son mediante esta técnica de robo por lo que es imprescindible colocar una cerradura anti bumping en nuestra puerta de seguridad.

No obstante, la instalación o colocación de este tipo de cerraduras son de las tareas más demandadas para las empresas de cerrajería a día de hoy. Un ladrón oportunista o poco profesional sabe cómo forzar una cerradura por este método así que es muy importante contratar a un profesional técnico que nos evite este tipo de asaltos en casa o en la oficina.

Si queremos proteger nuestra vivienda, también tenemos que reforzar la seguridad de la casa con dos elementos clave: puerta de seguridad y caja fuerte.

La puerta de seguridad la necesitamos para evitar que los individuos puedan entrar en casa gracias a los refuerzos de los marcos. Podemos elegir puertas blindadas o puertas acorazadas, siendo estas últimas las puertas más reforzadas y recomendables para evitar asaltos en las viviendas.

Otra de las recomendaciones que os proponemos es colocar una caja fuerte con el objetivo de almacenar los objetos de mayor valor en la casa como pueden ser joyas, escrituras, relojes, etc.